viernes, septiembre 26, 2008

Los estereotipos* me “nerviosean”

Decidí pensar un poco sobre los estereotipos femeninos que la vida nos regala a través de la literatura, la música, el cine, la televisión y la vida. En este mundo que sigue arrastrando una esencia machista (aunque digan lo contrario) concluí que no podía hacer una lista tan larga y pensé que sería mejor hacer una muestra que implicara reconocer que al fin y al cabo los estereotipos que encasillan a algunas mujeres con las que convivimos a diario.
Tengo mis estereotipos favoritos y me gustaría compartirlos con ustedes.
Encasillada en primer lugar está la ejecutiva: piernas largas, lentes fashion que usa sólo para leer los documentos, ropa de última, una suerte de loba dispuesta a conquistar a cuanto macho alfa se le presente en el mercado. No le importa la fama que tenga, porque ella es capaz de manejarlo todo.
En segundo lugar, visualizo al ama de casa: visualícese el uso del mandil amarrado a la cintura –siempre me ha parecido ridículo puesto que lo más probable es que se te ensucie de la cintura para arriba- . Blusa manga corta, sin mondongos que les cuelguen debido a las labores domésticas de planchar, lavar, barrer, etc. etc. Puede con todo, y cuando el marido llega por la noche lo atiende como si fuera una geisha.
No menos importantes se combinan la linda pero tonta, la poco agraciada pero inteligente: Idea que seguramente nace de pensar que la fea debe desarrollar otras habilidades mientras que la linda no las necesita. (Por supuesto que esta idea tiene que ver con conseguir marido).
Y por último, mi favorita... la profesora de literatura: sastre, blusa abrochada hasta el cuello, moño, lentes, mirar severo, impositiva, memorística, reprimida y amargada… ¿No es un sueño?
¡Simplemente, me encanta…es que la vida, es tan entretenida!
Lo peor es que creo que a veces los estereotipos coinciden con la realidad.
* Imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable (Fuente: Diccionario de la RAE).

4 comentarios:

Joel Jones Pérez. dijo...

Pero en este caso, pa' que coincidan, mínimo una referencia a la estatura, ¿no?

soñadora dijo...

Jajajaja, me has hecho reir con estos estereotipos. Vas a tener que inventar uno en el que encaje una servidora que es mitad empresaria y mitad ama de casa y que muchas veces atiende una llamada de negocios ataviada con un delantal de esos que se cuelgan al cuello por el tema que mencionas de no ensuciarse la blusa, mientras adereza algún guisito que desde la olla demanda su entera atención!
Buen fin de semana,

Claudia Cabieses dijo...

El estereotipo de la hacelotodo todavía no está satanizado... ahí cabemos varias que hacemos malabares para mantener todo en un buen equilibrio: habla por teléfono, contesta un mail del trabajo, atiende al hijo y está atenta a si hierve el agua...obviamente TODO a la vez!

Anónimo dijo...

brag this iist joomla celebrated alway indicators wedo usedwindows wyman close
semelokertes marchimundui