martes, diciembre 11, 2007

Amarse en el tiempo

a JC, por seguir a mi lado... a pesar de todo, a pesar del tiempo

"Ahora, te veo dormir en ese tu diario sueño de tensiones y brumas, y recuerdo cuando me preguntaba cómo sería amarte en el tiempo. Pensaba en si nos convertiríamos en una de esas parejas que veíamos en los cafetines: cada uno leyendo su periódico o una revista, quizás ella contemplando cómo él leía el periódico mientras le daba vuelta a su café –por cierto, nunca era al revés-. O tal vez seríamos como esas otras parejas que caminan de la mano aún cuando la espalda ya encorvada, les permite seguir siendo tiernos. Eran los dos extremos, entre cómo quería y no quería amarte en el tiempo.
Amarte en el tiempo, era mirar con miedo el futuro porque la rutina y los años iban a ir dejando una huella que tratáríamos de borrar cuando nos hiciera sentir su presencia. Un amor, por el que nadie daba nada, fortuito, un amor totalmente nacido del azar, y así y todo era puro sentimiento con pinceladas de una racionalidad que siempre nos caracterizó.
Hoy, cuando la muerte toca de lejos nuestras vidas, ella misma me invita a detenerme y contestar la pregunta en estas palabras: ¿cómo ha sido amarte en el tiempo?
Éramos jóvenes y felices, ahora no tan jóvenes y a veces ya no tan felices. Éramos temerosos, ahora no tan cobardes y con una valentía un tanto osada para empezar proyectos arriesgados cuando algunos otros los dan por terminados. Éramos pura piel, ahora no tan irracionales y sin embargo, la pasión descansa en cada rincón de nuestro cuerpo al encontrarnos.
Nos hemos amado en la todavía primavera, en una largo y apasionado verano y vamos llegando a un otoño extrañamente cálido en el que busco sentir que el corazón me salte cuando me pierdo en tus ojos con color de campo.
Amarte en el tiempo, ha sido locura, paciencia, rabia, fracaso, lágrima, herida, abandono, soledad, encuentro, triunfo, risa, desazón, miedo, culpa, perdón, regreso. Ha sido un reto diario con sentimientos contradictorios, el amor que da vida y mata al mismo tiempo.
En el tiempo te he amado tanto y de tantas formas que hoy que te miro mientras duermes, debo reinventarme, porque en el tiempo el amor corre el riesgo cotidiano de acabarse y si no volvemos a nacer, lo volvemos a hacer, podemos perdernos.
Por eso hoy amarte en el tiempo, durante este tiempo, a pesar del tiempo es un desafío que no termina, que nace y muere cada día, en tu sueño lleno de brumas y tensiones, y en el mío lleno de miedo." (1982-2007)
por Claudia C.

1 comentario:

Martin dijo...

Ojalá el tiempo se detuviera, en el punto en el cual, el amor se hace eterno, para así saborear ese momento, por siempre, como eterno.

Gracias querida, por inspirarme estas líneas, que hacen que cada día la ame más. A pesar de ella, a pesar de mi ... bah, que digo a pesar ... el amor no pesa ... flota y te hace flotar ... entonces digo, por hacernos flotar ... bendito amor.