lunes, julio 06, 2009

¿Cómo haríamos?

Hay días en la vida de los profesores en los que podemos reír a carcajada abierta (algunos son porque preferimos hacerlo antes que llorar). Los alumnos son sumamente creativos con sus comentarios; ingenuos e inocentes seres que nunca terminan de aprender tengan la edad que tengan. Generalmente sueltan frases libres, al viento, que como una "bandada de pájaros" espantadas por algún estímulo sorpresivo irrumpen en el silencio. De más decir que a veces los que podríamos correr como espantados seríamos nosotros, los que cumplimos una labor docente. En este post quisiera recordar unas cuantas " perlas" que he ido recogiendo en este constructivo caminar por diferentes aulas. Tengo las autorías, pero por respeto prefiero mantenerlas en reserva.
  • Ante la pregunta: ¿Cuáles son los cuatro suyos? Va la respuesta: los míos, los tuyos y los demás que no me acuerdo.
  • ¿Miss, las islas flotan?
  • ¿Se acuerdan qué eran las comillas?: ¡Sí! Esos bichitos que vuelan y se comen la ropa
  • Leyendo " Fuente Ovejuna": - Miss, Laurencia era una perra? -¡No! - ¡Ah! Es que como aquí dice era labradora....
  • ¿Puerto se escribe, con P grande o con P chica?
  • ¿Qué día de la Semana Santa nació Jesús?
  • ¿Qué son los cromosomas? : Unos microbichitos con patitas...
  • La contaminación auditiva se soluciona usando q-tips.
  • ¿Quién liberó al Perú? San Martin de Porres.
  • El crepúsculo es eso que uno tiene y que a veces no te deja hacer cosas malas. (Evidentemente por escrúpulo).
  • Forma la familia de palabra con GOMA: goma, gomita, gomitar.
  • El pulpo tiene ocho testículos (evidentemente por tentáculos).

Y esta es el postre, pero de un padre de familia: Mi hijo no entiende tus clases porque eres zurdo. (Bajo esa premisa la pobre criatura estaba rejodida porque tenía cuatro profesores zurdos).

Cuando recuerde más... les cuento. De hecho, hay miles que muchos colegas guardarán como las mejores perlas de tu vida. Los que trabajan con niños pequeños deberían escribir un libro: sería delicioso.

4 comentarios:

Joel Jones Pérez. dijo...

Ese de San Martín de Porres me resulta familiar... ¿habrá sido alguien que conozco?

Nao dijo...

Recordando de mis épocas escolares, y para no delatar al que lo hizo acá van 2 más:
- Tigurón (en vez de tiburón)
- Y era típico confundir los héroes: Francisco Ugarte o Alfonso Bolognesi, entre otros.

Alberto dijo...

¿Porque eres zurdo?, ¿En serio?...jajajajajaja, seguro también tuve alguna de aquellas perlas. Sería cuestión de refrescar la memoria, un saludo desde Canadá!

Daniel dijo...

Jajaja en realidad creo que en términos docentes uno de los mayores retos es que los alumnos comprendan lo que está más allá del plan de estudios de los cursos. El camino es largo, yo en la universidad, como docente, me he encontrado con cosas similares.