jueves, julio 16, 2009

Llueve sobre mojado


Cuando miro a mi alrededor y veo gente que sufre me pregunto si será verdad todo ese asunto del Karma, el purgatorio en la Tierra, el libre albedrío y todas esas creencias (valederas para el creyente). Al final creo que terminan siendo explicaciones de aquello que no podemos explicar –valga la redundancia-. Inclusive, expresiones como que “estás salado”, “te han ojeado” o algo por estilo se presentan como argumentos creíbles para dar por satisfecha la interrogante lógica: ¿por qué me pasan tantas cosas malas?

Alguna vez, escuché una frase que considero muy fuerte y valiente, dicha por un ex alumno mío al que le diagnosticaron leucemia: Pienso que por algo tengo esto, porque yo estoy rodeado de mi familia y gente que me quiere. Tal vez, si esta enfermedad le hubiera tocado a algún otro “pata” … no se salvaba”. Es decir, el destino a veces le pone la puntería a quien puede aguantar, a quien tal vez tiene amortiguadores lo suficientemente buenos y fuertes para sobrevivir.

A veces la vida golpea como saco de boxeo. Como si los astros en ese momento se confabularan para que toda una lluvia de asteroides cayera encima de un mortal en el momento preciso a la hora indicada. Pareciera que uno camina por una senda empedrada y no hacemos más que tropezar, caer, tropezar, caer; las piedras son inevitables y lo único que queda es poner el pellejo y aguantar. Vallejo los llamaría “golpes de la vida”. Hay que seguir bregando y si es posible con una sonrisa en los labios. Digo... para no arrugarnos.

5 comentarios:

Hapi dijo...

hello... hapi blogging... have a nice day! just visiting here....

Carlos Cenzano dijo...

Las rachas que le llaman que son similares a aquella seguidilla de olas de un mar movido que hay que saltar o zambullirse con tranquilidad e inteligencia para salir ileso, al final siempre pasan.

Puede ser que haya algo de karma, destino, hado o explicaciones astrológicas lo cierto es que este tipo de rachas generalmente se ensañan con gente buena. Al parecer, ser malo te inmuniza de pasar por ellas.

Conociéndolos sé que no cambiarán su forma de ser para evitar las rachas. Está en su esencia ser así.

Esta, también pasará.

Hiperbreves S.A. dijo...

La vida es así. Está llena de felicidad y tristeza. Hay que aguntar lo que nos toca. Suerte en la vida en los 20blogs.

Milalibelula dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Pido disculpas por borrar mi anterior mensaje, fue un error de dedo.